Pez Disco

El rey del acuario.

Antes de que el ser humano comenzara a realizar cruzamientos entre especies de peces, el pez disco era muy difícil de cuidar. Sus requerimientos eran muy grandes y estrictos. Sin embargo, a día de hoy, esto es una tarea bastante sencilla. Esto ocurre porque al cruzar tantas especies de peces, se han adaptado a la vida en cautiverio, por lo que están “acostumbrados” a vivir de esa forma y no requieren demasiados cuidados.

Sí que es cierto que los peces disco necesitan bastante atención en cuanto a la alimentación y a la calidad del agua, por ello se puede catalogar como una especie delicada. Si no se le alimenta bien o la calidad del agua no es buena, son capaces de contraer enfermedades y parásitos rápidamente.

Por algunas de estas exigencias, son muchas las personas que tienen acuarios las que han rechazado a este pez y les han cerrado las puertas en su hogar. Por otro lado, existen personas que valoran la delicadeza de estos peces y prefieren emplearse a fondo en cuidarles, mostrarle cariño y cumplir el desafío de cuidarlos.

Características

Estos peces pertenecen a la familia de los cíclidos, formando parte del orden de los perciformes. El nombre científico del pez disco es Symphysodon discus, cuyo significado se ve en la forma tan característica de estos peces. Si se les cuida correctamente y se cumplen las pautas necesarias para su buena alimentación y entorno saludable, estos peces pueden llegar a vivir hasta 12 años.

Por algunos acuaristas estos peces son considerados los más bellos de todas las especies de peces de agua dulce.

En cuanto a la morfología, se pueden reconocer fácilmente, puesto que son peces de cuerpo achatado y con forma redonda. Sus aletas, dorsal y anal, recorren el cuerpo hasta la región de la cola, que mantiene una forma triangular para ejecutar desplazamientos rápidos. Cuando son adultos, pueden alcanzar longitudes de hasta 20 cm, por lo que se recomienda tenerlo en un acuario que disponga de un volumen de agua de 40 litros.

La coloración de la piel tan característica los hace distintivos de esta especie. Sus colores suelen ir desde el azul oscuro o el amarillo hasta el blanco o rojo intenso. Dispone de nueve bandas negras que atraviesan su cuerpo en sentido vertical y tienen una función curiosa: son ellas las que determinan el estado de ánimo o el nivel de estrésque está sufriendo el pez disco, dependiendo la intensidad del color.

También son muy vistosos por sus ojos rojos. Poder diferenciarlos entre macho y hembra es complicado, puesto que existe un dimorfismo sexual. En la época de reproducción, sin embargo, la papila genital de los machos se torna en forma puntiaguda y en las hembras redondeadas.

Alimentación

Una de las claves principales que tiene el cuidado de los peces disco es la alimentación. Deben tener una dieta combinada de alimentos vivos, como lo son las larvas de mosquito o la artemia, con escamas y algunos vegetales.Se puede emplear también como alimento una papilla casera compuesta por hígado y corazón de pollo, huevo, plátano, zanahorias, etc.

Hay que alimentarlos dos veces al día y siempre en pequeñas porciones dado que estos peces son más propensos a morir por sobrealimentación que por hambre. Se debe garantizar que la dieta sea alta en proteínas y vitaminas para el correcto crecimiento y estado saludable.

Hábitat

Estos peces habitan en las regiones de Sudamérica que ocupan Brasil y Perú. Suelen vivir en las cuencas de los ríos del amazonas y los lagos que poseen agua con poca actividad. El hábitat se compone de una temperatura cálida propia de esta zona tropical, lo que luego afectará a la temperatura que tiene que tener el agua del acuario.

Cuando hay épocas de inundaciones, el río arrastra toda la vegetación a las aguas, haciendo que una gran cantidad de material orgánico se almacene y descomponga con el paso del tiempo. Este suceso condiciona las variables a las que está acostumbrado el pez disco, como por ejemplo, un pH de tipo ácido (entre 4 y 6) y una dureza del agua prácticamente nula. Por ello, más tarde veremos que se debe de mantener el agua en un pH ácido.

Estas condiciones de agua con más acidez provoca que apenas existan bacterias y parásitos en el agua y que puedan atacar al pez. Por ello, es importante mantener las condiciones de temperatura y pH ideales, puesto que estos peces son vulnerables a ser contagiados.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *