Pez Koi

Nishikigoi (carpa ondulada).

Es un pez de agua dulce, emparentado con la carpa dorada, con la cual puede incluso tener descendencia híbrida. Ha sido introducida en todos los continentes a excepción de la Antártida. Está incluida en la lista de las 100 especies exóticas invasoras más dañinas del mundo​ de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

Características

Las hembras depositan los huevos entre la maleza y el macho tratará de fecundar los huevecillos con su esperma, lo logrará con pocos, porque depredadores y los mismos progenitores suelen comerse a las crías. Los huevos quedan fijados al sustrato hasta que eclosionan. Se estima que una hembra puede poner hasta un millón de huevos, aunque la media para una hembra adulta está en 300.000 huevos.

El tiempo que tardan en eclosionar está relacionado con la temperatura del agua. Con una buena incubación (agua a 30 °C) nacen a los tres días y serán difíciles de observar porque suelen esconderse entre la vegetación acuática.  Los machos normalmente alcanzan antes la madurez sexual que las hembras, aunque para ambos sexos ronda por los 4 años, Sin embargo, hay quien empieza a trabajar su cría cuando supera los 20 centímetros de largo.

Alimentación

Las carpas comunes son peces omnívoros. Se alimentan de plantas acuáticas, pero también prefieren buscar en el fondo de los lagos o ríos: Insectos, crustáceos, zooplankton y bentos.

Necesitarán papillas con abundantes vegetales, que deberán ser alternadas con alimento especializado, disponible en tiendas de mascotas.

Los vegetales reducirán enfermedades estomacales o de la vejiga, además de reavivar los tonos de su piel y estimular su crecimiento.

Cuando las temperaturas son altas el pez koi necesita alimentarse dos o tres veces por día y cuando son bajas sólo requieren hacerlo una vez cada dos o tres días. Esta variedad de animales es más propensa a morir por exceso de comida que por falta de ella.

Hábitat

El pez carpa es originario de Europa y Asia, se establece en aguas templadas de proporción estancada o lenta, en cualquiera de los casos se mantiene estable y en buenas condiciones. Posee características particulares que lo hacen ser un animal muy dócil en cuanto a la capacidad de adaptación al medio que se le quiera dar.

A pesar de ser de agua dulce, puede fácilmente adaptarse a aguas salobres a temperaturas hasta veinticuatro grados centígrados. Por lo general es considerado como un peligro latente dentro del ecosistema, ya que casi siempre le gusta perforar y destruir los suelos de los diversos lugares que sirven de fuente de alimentos a diversas especies.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *