Pez Borron

 Psychrolutes marcidus.

El pez borrón es conocido como uno de los peces más feos del mundo. Su textura gelatinosa le hace ser un pez bastante raro y curioso a la vez que horrendo. Parece como si fuera una especie de monstruo de las profundidades.

Características

Este pez tiene un aspecto bastante extraño dado el tipo de piel que tiene. Es como si fuera un pez gelatina. Su longitud media suele ser entre 30 y 38 cm, por lo que es considerado un pez de gran tamaño. La piel de tipo gelatina la necesita para sobrevivir en los ambientes sometidos a tanta presión bajo el mar. Por ello, cuando sale a la superficie, al no tener la presión del agua en profundidad, toda la gelatina se “cae”.

Es un pez que apenas tiene fuerza por su poca densidad. Se ha tenido que adaptar con el paso de los años y la evolución a este tipo de ambientes donde la luz solar no llega y los nutrientes escasean. Al principio, cuando se tuvieron algunos avistamientos pasajeros, los científicos llegaron a dudar realmente sobre su existencia dado que su apariencia era de lo más extraña. Más que un pez real parecía una alucinación típica de una película.

En cuanto a su morfología, nos encontramos con una cabeza de gran tamaño que sirve para poder flotar mejor en conjunto con su baja densidad y unas aletas estrechas. Su aspecto se afea más cuando le ves la nariz enorme en forma de gota de agua cuando está cayendo. De ahí a que a este pez también se le conozca como pez gota. Los ojos también tienen una textura gelatinosa y parecen dos botones de una camisa negros.

Alimentación

Su alimentación es bastante variada a pesar de las condiciones en las que se encuentra. Posiblemente, sea capaz de comer todo lo que pueda ya que el alimento escasea en estas zonas marinas. Cualquier organismo que flote cerca suya o suspendidos en el agua sirve como alimento. Erizos de mar, grandes cantidades y variedades de moluscos y crustáceos forman parte de su dieta variada.

Hábitat

El área de distribución del pez borrón se extiende por las aguas más profundas que hay entre las costas de la parte continental de Australia y Tasmania. En estas zonas es donde su abundancia es mayor, aunque es muy difícil avistarlo. También se le ha podido ver nadando por las profundidades de las aguas de Nueva Zelanda.

Al ser un pez que vive en las profundidades, es bastante complicado que podamos ver alguno sin un material adecuado para descender en los océanos. Podemos encontrarlo a profundidades de entre 900 y 1200 metros. Si alguna vez habéis buceado, podréis comprobar que la presión del agua aumenta enormemente conforme nos hundimos. Imaginaos la presión que debe haber a 1200 metros.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *